EMIL CIORAN EL OCASO DEL PENSAMIENTO PDF

Cioran escrito en rumano. Tal vez por este motivo Cioran decidiera instalarse definitivamente en Francia. Todo el secreto de la vida se reduce a esto: no tiene sentido; pero todos y cada uno de nosotros le encontramos uno. A veces un simple encogimiento de hombros puede hacer que todas se le vengan abajo, puesto que los pensamientos ya hace tiempo que se las socavaron. Todo hombre que no crea en la verdad absoluta tiene derecho a falsificar cualquier cosa. Todo lo que no es olvido, nos desgasta el alma; el remordimiento es el reverso del olvido.

Author:Taugor Zolojind
Country:Maldives
Language:English (Spanish)
Genre:Science
Published (Last):23 December 2009
Pages:29
PDF File Size:15.18 Mb
ePub File Size:6.89 Mb
ISBN:651-9-32099-960-4
Downloads:53423
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Juzilkree



Creer significa morir con las apariencias de la vida. El es grande en la medida en que la muerte no lo es todo. La eternidad se extiende por los silencios de la vitalidad. Las fronteras del hombre son las del sufrimiento. Entonces se sufre estando fuera del sufrimiento. Los sufrimientos son infinitos; las incertidumbres, interminables. Piensas —constantemente— porque te falta una patria. Por tal motivo, el pensador es un emigrante perpetuo. E incluso de acontecimientos, de objetos y preocupaciones.

Nunca de ideas. La falta de fondo es el punto de contacto entre el abismo divino y el humano. Porque entonces llegan hasta Dios. Las olas de la nada que agitan al ser humano se prolongan en ondulaciones hasta la ausencia infinita de la divinidad. No puedes adherirte a nada sin hacer una reserva equivalente. Tengo de mi parte todas las direcciones del mundo desde que ya no me tengo.

La paradoja expresa la incapacidad de estar naturalmente en el mundo. Escepticismo: el desconsuelo de no estar en el cielo. El resto es un juego. La fuente del devenir es la infinita posibilidad de error del mundo. Cuando la colocamos en la balanza y la pesamos, se transforma en una verdad cualquiera, en error.

Cuando se juzga algo, una certeza inmutable se vuelve un principio que oscila sin sentido alguno. Saber trastoca cualquier huella de certidumbre. Estar sin hombres y sin mundo; o sea, encontrarse en la esencia sin intermediarios. Separas entonces de todas las cosas el resto absoluto, lo que queda de algo cuando ya no existe para los sentidos. Esto quiere decir que los dos primeros seres marchaban por un desierto azul. La propia cultura no es sino la imposibilidad de llorar.

Caminas entre hombres, repartes sonrisas o buscas por la fuerza de la costumbre verdades, y en tu fuero interno te apoyas sobre los fundamentos de la naturaleza. Yaces de grado o por la fuerza en los postreros estratos de la existencia. Eramos Absoluto. De esta suerte, ya no somos ni Absoluto ni hombres. El conocimiento ha levantado un muro insalvable entre el hombre y la felicidad. El sufrimiento no es otra cosa que la conciencia de lo Absoluto. Se acerca el Tedio, hiel del tiempo vertida en las venas.

Y el miedo que te envuelve apela a la huida. Hay que dar cuenta de todo, a la vez, a Dios y al diablo. No como arquitectura musical, sino como sustrato de sensibilidad. Entonces uno vuelve a sus revelaciones con un indecible estupor y se ve obligado a preguntarse si, en verdad, ya no pertenece al mundo, desde el momento en que un ejercicio tan sumamente antiguo lo subyuga y lo conquista.

En el erotismo se concilian las dos caras del universo, la enemistad del alma y la de la carne. Se concilian por un instante.

Y no hay que dejar escapar ninguna de estas ocasiones. La enfermedad es un agente del devenir. El don de la tristeza… Publicado por Timur en.

FARMACOS ANTIARRITMICOS PDF

El ocaso del pensamiento

Ingenieros en torno a Dios. Comenzamos a ver el estado de las cosas y entonces ya no podemos vivir. El hombre busca a tientas su destino, altivo y triste porque no lo encuentra. Se es mientras no se sabe que se es. Cuando un pensamiento nos invade poderosa y violentamente, surge de la sustancia de nuestra existencia; probarlo, cercarlo con argumentos, significa debilitarlo y dudar de nosotros. Un poeta o un profeta no demuestran nada porque su pensamiento es su ser; la idea no se diferencia de la existencia. Incluso Dios piensa de manera fragmentaria; en fragmentos absolutos.

LIBRO TEOLOGIA SISTEMATICA CHARLES HODGE PDF

Emile Cioran - El Ocaso Del Pensamiento

.

Related Articles