EN BUSCA DEL CRECIMIENTO WILLIAM EASTERLY PDF

Andanzas y tribulaciones de los economistas del desarrollo, Antoni Bosch, Barcelona, , pp. El libro que nos ocupa, cuyo autor es profesor de economa en la New York University y editor del Journal of Development Economics, afronta un tema crucial para la historia econmica: explicar por qu persiste la pobreza en buena parte del globo. La respuesta de Easterly va a contracorriente en una poca en que las explicaciones de tipo weberiano han reconquistado a grandes maestros como Landes. La tesis del ex-empleado del Banco Mundial, netamente materialista, viene formulada con gran nitidez: la gente es productiva cuando se le paga; los pobres siguen en su condicin por que en sus economas no existen los incentivos adecuados para romper con la miseria. El mtodo para validar la teora se basa en dos grandes ejercicios correspondientes a las partes segunda y tercera del libro. El primero revisa y refuta interpretaciones usuales sobre los orgenes del subdesarrollo a base de evidencia emprica acumulativa, referida a pases en vas de desarrollo y especialmente a frica.

Author:Tetaur Visida
Country:Mauritius
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):2 July 2006
Pages:464
PDF File Size:14.10 Mb
ePub File Size:11.21 Mb
ISBN:301-1-75953-522-8
Downloads:61818
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Daibar



Andanzas y tribulaciones de los economistas del desarrollo, Antoni Bosch, Barcelona, , pp. El libro que nos ocupa, cuyo autor es profesor de economa en la New York University y editor del Journal of Development Economics, afronta un tema crucial para la historia econmica: explicar por qu persiste la pobreza en buena parte del globo.

La respuesta de Easterly va a contracorriente en una poca en que las explicaciones de tipo weberiano han reconquistado a grandes maestros como Landes. La tesis del ex-empleado del Banco Mundial, netamente materialista, viene formulada con gran nitidez: la gente es productiva cuando se le paga; los pobres siguen en su condicin por que en sus economas no existen los incentivos adecuados para romper con la miseria.

El mtodo para validar la teora se basa en dos grandes ejercicios correspondientes a las partes segunda y tercera del libro. El primero revisa y refuta interpretaciones usuales sobre los orgenes del subdesarrollo a base de evidencia emprica acumulativa, referida a pases en vas de desarrollo y especialmente a frica. El segundo presenta un nuevo conjunto de evidencias del mismo tipo para construir el paradigma alternativo, sustentado en la idea que la gente responde a los incentivos.

El primer lugar comn a desmontar es que el desarrollo sea antes que nada un problema de acelerar la formacin de capital y especialmente a base de ayuda exterior. Easterly carga contra Harrod-Domar, Lewis y Rostow.

Los argumentos son de dos tipos: el caso de Ghana y las correlaciones estadsticas. La Ghana de Nkrumah fue el primer nuevo estado africano en proclamar la independencia en Durante los aos anteriores haba disfrutado de notable autonoma en el seno del imperio britnico y contaba con escuelas e infraestructuras relativamente buenas.

Suministraba dos tercios del cacao del mundo. Con la independencia, los esfuerzos se centraron en un gran proyecto de formacin de capital en el ro Volta: uno de los mayores embalses del mundo dara hidroelectricidad para transformar bauxita en almina y aluminio, fabricar sosa custica y mover los ferrocarriles; adems, el lago artificial sera la base de proyectos de irrigacin a gran escala y del surgimiento de una nueva industria pesquera.

En Nkrumah fue derrocado por los militares. En todava no haba ninguna mina de bauxita, ni refinera de almina, ni planta de sosa custica, ni ferrocarriles. La fundicin de aluminio operaba con almina importada y electricidad subvencionada.

Durante los aos noventa el PIB per capita de Ghana lleg a ser inferior al de Podemos objetar que un caso no prueba nada y que otros accidentes histricos de la ex-colonia britnica pudieron ser determinantes. Pero Easterly va ms lejos e intenta contrastar la relacin existente entre crecimiento e inversin a corto plazo, operando con muestras amplias superiores al centenar de pases. No encuentra relacin estadstica entre En busca del crecimiento. Andanzas y tribulaciones de los economistas del desarrollo el crecimiento de un cuatrienio y la inversin del cuatrienio anterior.

Concluye que a largo plazo la acumulacin de mquinas va junto con el crecimiento, pero no es la fuerza causal, papel que atribuye a la tecnologa. Easterly tambin discute el modelo de Solow que presupone rendimientos decrecientes en la acumulacin de uno solo de los factores de produccin.

Rechaza la hiptesis de la tendencia a la convergencia a escala planetaria y en cambio es partidario de la tesis de Paul Romer. Easterly da por buena la conclusin que saca este ltimo sobre la inexistencia de rendimientos decrecientes a la acumulacin de capital a partir de la constatacin de que los pases ms pobres crecieron en la posguerra ms lentamente que los ricos.

En mi opinin Easterly peca aqu de simplismo puesto que los anlisis econmetricos ms recientes tienden a condicionar la convergencia, aceptando que los rendimientos decrecientes a la acumulacin de capital pueden ser contrarrestados por otras fuerzas. Sin embargo, el carcter de bien pblico de la tecnologa sigue operando en favor de la convergencia. Ms de acuerdo debe estarse con el captulo en que el economista del desarrollo refuta el tpico del papel determinante de la escolarizacin en el crecimiento.

Easterly subraya que son muchos los estudios que han obtenido la falta de relacin entre escolaridad y crecimiento del PIB. Insiste en que pases africanos de rpido crecimiento en capital humano desde como Angola, Mozambique, Ghana, Zambia, Madagascar, Sudn y Senegal tuvieron desastrosos resultados en trminos de crecimiento econmico.

El autor multiplica las evidencias, incluso dejando de lado al continente negro. En el campo interpretativo apunta que si el crecimiento del capital humano fuese el que empuja al PIB, las economas de rpido crecimiento exhibiran un capital humano en franca progresin.

Los trabajadores jvenes, con mucho mayor capital humano, deberan cobrar ms que los viejos. La realidad suele ser la contraria: los trabajadores de mayor edad reciben salarios superiores cuando se crece rpido.

Easterly tambin discute el resultado habitual en los modelos de crecimiento de existencia de una relacin inversa entre impulso demogrfico y dinamismo del producto per cpita. Seala que el crecimiento de la poblacin y el desarrollo se han acelerado a largo plazo. El crecimiento demogrfico no vara tanto entre pases como para explicar los cambios en el crecimiento per cpita. Desde la expansin poblacional del Tercer Mundo se ha reducido en medio punto sin que ello haya resultado en una ntida progresin de los niveles de vida.

Entre Malthus y Boserup, Easterly piensa que la evidencia histrica ha dado razn a la segunda: una poblacin inicial mayor permite ms creacin de ideas y facilita el reparto del coste de su implementacin. El profesor neoyorkino presenta la transicin demogrfica como consecuencia de la revolucin industrial y el desarrollo como el mejor anticonceptivo.

Un captulo particularmente convincente es el que examina los resultados de los prstamos de ajuste concedidos desde los pases industriales a partir de la crisis de la deuda que estall con el fin de semana mejicano de agosto de La explosin de los crditos del FMI y del Banco Mundial durante los aos ochenta y noventa coincidi con una brutal cada de los ritmos de crecimiento en frica, Amrica Latina, Oriente Prximo y Europa Oriental.

En la mitad de los pases que tuvieron acuerdos con el FMI la inflacin baj, pero en la otra mitad subi: Esto es tener tanto xito como acertar la mitad de las Jordi Catalan veces el resultado de echar una moneda al aire. Zaire, Bangladesh, Liberia, Hait, Paraguay, Guyana e Indonesia fueron evaluados como los pases en desarrollo ms corruptos. Sin embargo, recibieron 46 prstamos de ajuste de los dos prestamistas en ltima instancia. Easterly remacha que un gobierno que roba al futuro endeudndose, seguir hacindolo si le dan ms medios.

Fue el caso de la venta de empresas pblicas rentables como el petrleo de Nigeria o el recorte de las inversiones en telecomunicaciones de numerosos estados africanos. A nivel de grandes muestras, la comparacin de un ndice de ortodoxia en poltica econmica promedio de las variables dficit pblico, inflacin, desarrollo financiero y diferencial del mercado negro de divisas con la financiacin al desarrollo obtenida durante los aos ochenta, arrojaba ausencia de relacin entre ambas variables.

Tambin la condonacin de deudas sale malparada. Desde y analizando una muestra de 41 pases endeudados de bajo ingreso, Easterly obtuvo una relacin estadsticamente significativa sealando que los que obtuvieron una mayor reduccin de la deuda, volvieron a endeudarse ms.

Adems, hipotecaron todava ms el futuro a travs de las privatizaciones de empresas pblicas durante el valor oficial de las ventas de activos pblicos en los pases altamente endeudados ascendi a 4. Otro caso viene a actuar como ilustracin reveladora. Costa de Marfil obtuvo en un flujo de ayuda per capita ms de 1. Durante el gobierno haba registrado un dficit superior al 10 por ciento del PIB. En los setenta el gobierno se benefici de los buenos precios del caf y del cacao pero el monopsonio gubernamental que lo adquira pagaba slo el 60 y el 50 por ciento de su valor internacional a los agricultores.

Cuando a partir de los precios capotaron, el gobierno entr en la espiral de endeudamiento. El exceso de gasto y un tipo de cambio fijo llev a la apreciacin de la divisa en trminos reales y a la sobrevaloracin de la misma, reforzando el dficit exterior.

En la moneda segua sobrevalorada en un 35 por ciento. El pas facturaba a los donantes de ayuda 2. Despus de poner en apuros a muchos de los tpicos de la teora del crecimiento y la prctica del desarrollo, Easterly intenta sentar las bases de su interpretacin alternativa sobre las races de la pobreza en los rendimientos crecientes de Romer.

Parte de la base que no existen rendimientos decrecientes a la acumulacin de capital porque la gente puede acumular capital tecnolgico, es decir, conocimiento sobre nuevas tecnologas que economizan trabajo. Creo que ah se equivoca. Si echamos mano del viejo principio, diez vagones no hacen una locomotora. El paso del noveno al dcimo vagn es acumulacin de capital. Del dcimo a la locomotora es tecnologa. En cambio, los historiadores de la industrializacin estamos obligados a compartir el nfasis de Easterly en la tecnologa.

Insiste en las virtudes de la misma: su conocimiento puede difundirse fcilmente entre personas y alcanza el mximo potencial cuando personas cualificadas se asocian entre s. Parece muy acertada su insistencia en que la difusin del conocimiento establece una distincin entre beneficios sociales y privados.

Los sociales dan lugar a rendimientos crecientes, los ltimos no. Andanzas y tribulaciones de los economistas del desarrollo Un nuevo caso permite presentar evidencia de la dicotoma entre rendimientos sociales y privados. Bangladesh lleg a ser exportador de confeccin gracias a que Daewoo buscaba un socio para evadir los contingentes a la importacin impuestos por Estados Unidos y Europa a Corea.

Una empresa bengal, Desh, lleg a un acuerdo con la empresa coreana para formar a sus trabajadores en la confeccin de camisas a cambio de una regala del 8 por ciento sobre las futuras ventas. El gobierno de Bangladesh apoy al proyecto con el sistema de zona franca, que permita importar inputs libres de impuestos. La legislacin de zona franca contaba con precedente en Corea, y Desh y el gobierno se beneficiaron de la transferencia del conocimiento desde Daewoo.

Desh y otras empresas fundadas por sus antiguos trabajadores han acabado exportando confeccin por valor de 2. El creador de Desh no captur todos los beneficios generados por la nueva industria. Pero Bangladesh, al convertirse en gran exportador de manufacturas, s. El caso no es slo sugerente como revelador de los rendimientos sociales crecientes a la inversin en conocimiento. Easterly tambin acierta al subrayar el rasgo de complementariedad de la inversin en conocimiento tecnolgico.

La productividad de un trabajador depende de sus compaeros de cadena. El salario de una persona cualificada es mayor en una ciudad donde hay trabajadores con habilidades complementarias que en un lugar en que la cualificacin no se valora. El argumento queda cerca de los fundamentos del distrito marshalliano y lejos del simplismo neoclsico. Un hombre cualificado en una mala localizacin tiene poco futuro y, por tanto, invertir poco en su formacin.

Las trampas de la pobreza suelen resistirse al paso del tiempo, ya sean negros del Mississippi, mayas del Yucatn o italianos del Mezzogiorno.

El invertir en esta zona es mal negocio tanto para individuos como empresas. Slo las polticas estatales caso Bangladesh pueden contribuir a mejorar los incentivos para adoptar nuevas tecnologas y romper el crculo. Y no siempre. La adopcin de nueva tecnologa provoca destruccin creativa de tipo schumpeteriano y frecuentemente genera obsolescencia de conocimientos anteriores. Los casos de xito elegidos por un buen conocedor del desarrollo revalorizan nuevamente el papel de la historia econmica.

Bangalore es hoy un Silicon Valley de Asia aporta la mayora de los 2. Easterly explica el xito por el Instituto Indio de Ciencias de Jamsetji Nasarwanji Tata y las inversiones en aeronutica y electrnica de los gobiernos de la India independiente. Adems cabra aadir que la familia Tata haba sido pionera en la implantacin de los vapores algodoneros ochocentistas y tambin erigi los primeros altos hornos, centrales elctricas y fbricas de autos en el subcontinente.

La ltima guerra mundial favoreci asimismo la construccin de aviones en la capital de Karnataka. Easterly subraya que las barreras naturales e incluso la mala suerte, pueden operar en contra de la superacin de la trampa de la pobreza en los pases ms pobres. Un desastre climtico suele provocar consecuencias ms dainas y duraderas en un pas pobre, al alejarse en mucho del umbral mnimo de renta necesario para entrar en una senda virtuosa de crecimiento.

Un ejercicio que compara el crecimiento del mundo en y pretende enfatizar el componente en buena parte aleatorio del crecimiento. Lo nor- Jordi Catalan mal es que los que crecieron deprisa en un perodo, lo hicieran lentamente en el siguiente y viceversa. Aunque Easterly reconoce que slo las polticas gubernamentales tipo Bangladesh o Bangalore pueden mejorar los incentivos para favorecer la superacin de la trampa de la pobreza, el profesor de la New York University arremete virulentamente contra las polticas habituales de la mayora de gobiernos de los pases en vas de desarrollo.

BAJO EL SILENCIO OSCAR LIERA PDF

En busca del crecimiento de William Easterly

Oct 30, Nick Geiser rated it it was amazing Shelves: There is no one magic xel and poverty alleviation requires the collaboration of actors on many levels—local, national and international—if we are to succeed. His areas of expertise are the determinants of long-run economic growth, the political economy of development, and the effectiveness of foreign crecimienyo. Sep 23, Bernie Gourley rated it really liked it. It explained many problems with the way we try to aid the poor. Want to Read saving….

ASTROLOGY FOR YOU SHAKUNTALA DEVI PDF

EN BUSCA DEL CRECIMIENTO EASTERLY PDF

.

Related Articles